lunes, 28 de septiembre de 2009

TELEGRAMA Nº 1


A quien corresponda.


Lo expresado a continuación es una opinión individual y únicamente concierne a mi persona y a mis ideas.


En poco habitual en mí entrar o enaltecer críticas que son provocaciones, porque una crítica fuera de contexto no deja de ofrecerse como una provocación, y aunque no quieras te estalla en las manos y nos hace adoptar una posición de autodefensa hacia nuestro entorno.


Críticas constructivas, sí, siempre. Nos ayudan a crecer como muy bien dice mi amiga y compañera de fatigas.


Criticas fuera de contexto, no, nunca. Nos hacen perder el tiempo, y el tiempo es el bien más preciado que se nos ha concedido.


Esto de mí no lo esperéis. Y sin nada más que añadir al respecto, el debate está servido.


Posdata.


Telegrama nº 1 sellado, enviado y entregado.

7 comentarios:

antonio castillo dijo...

Pero, ¿a qué te refieres? No comprendo

Rafael dijo...

Hola, Antonio.

Te aclaro tu consulta.

Telegrama nº1 es una crítica “digamos que simbólica” con el que doy respuesta a todos aquellos comentarios que en el tiempo he ido leyendo y no me han parecido acertados o adecuados y no en si por su contenido o forma “todos tenemos derecho a expresar con libertad nuestros puntos de vista y a que sean respetados”
También es una invitación para hacer entender que no merece la pena perder el tiempo enzarzándose en dialécticas agresivas contra el adversario que con cierta intención nos quiere dirigir hacia un terreno harto de ciénagas para llamar nuestra atención.

Un saludo.

Emilio dijo...

No cabe duda, estimado Rafael, que tu blog es extremadamente variado y curioso, porque alternas distintos géneros y, ademas, pretendes alegrarnos la vida a todos. En cuánto al tema de los comentarios...pues mira, yo si creo que la mayoria de los comentarios responden a un momento o a una intencion de los que los hacen o hacemos. Todo crea su propia dinámica. Unos son de contestación personal al amigo o amiga, otros se refieren a entradas y posts concretos. Pero como tu dices, la libertad es la norma. Te he de decir que en todos los proyectos la libertad de participación es la línea a seguir. Quizás el tema de Elvirita haya sido dificil de discernir para el que no ha estado desde el principio, pero te aseguro que ha sido apasionante ver crecer el libro día a día. En cuánto al tiempo...pues tienes razón, es escaso y hay que elegir. También en eso hay libertad. Espero que, poco a poco, vayamos intercambiando no sólo creaciones, sino opiniones.
Un afectuoso saludo.

Emilio Porta

antonio castillo dijo...

Rafa, no sabía a donde dirigirme mejor y he optado por una nueva entrada en el blog. Me ha encantado tu texto para la revista tirano, está lleno de ternura y delicadeza. ¡Tío, es que te mueves como pez en el agua en todos los estilos!, !abusón! Y no permito que me devuelvas la pelota ensalzando mi cuento futurista, está muy mal escrito y con él sólo pretendía, como casi siempre, dar un aldabonazo en las conciencias ajenas. Un arazo.

Rafael dijo...

Emilio, gracias por tus palabras y por tu tiempo, el tiempo que a todos nos dedicas, y en tu caso no se si el día tiene 48 horas, de veras que no se cómo te las apañas, y que energía, y que comentarios; solo seguirte el hilo es agotador, en un sentido positivo.
También coincido en la necesidad de aportar e intercambiar opiniones personales constructivas porque no solo de creaciones literarias se alimenta el hombre.
Un saludo.

Rafael dijo...

Siempre puntual Antonio, más que yo mismo con mis sencillas pertenencias, y esta vez sí que acepto tus palabras a manos llenas “está lleno de ternura y delicadeza” yo no lo habría expresado igual. El cuento, texto, adivinanza o como se le quiera designar, con mejor o peor acierto literario “mediocre o malo” es lo que intenta transmitir, eso, tus palabras.
Me apetece darte las gracias desde el error de un niño.
Gracias enormes tan grandes, tan grandes, como las de un camión. Colorin colorado este cuento se ha acabado.

Un saludo.

Emilio dijo...

El tiempo Rafael te enseña que las palabras son para expresarnos, pero tambièn para acompañar. Ellas hicieron, poco a poco, al Hombre. Por eso hay que hacer que rodeen con afecto la existencia. El mayor valor de la palabra es ser nexo de unión de sueños y esperanzas. Gracias por tu apoyo, compañero. Bueno el día...para mi, siempre ha tenido menos horas que la ncohe...Y, cuando ya estoy agotado, pliego uno o dos días, normalmente el fin de semana, y ! a dormir!. Es dificil mantener el equilibrio si trabajas. Durante muchos años tuve un trabajo con horario "cerrado". Ahora mis actividades me llevan muchas horas, pero dentro de un horario flexible. Y, en confianza te digo, que me cuesta menos trabajo escribir que hablar. Afortunadamente aprendí con catorce años a escribir a máquina...Escribo rápido...es todo práctica...y, a veces, si, duermo poco.
Me gusta mucho lo que leo tuyo.
Un abrazo.