jueves, 29 de marzo de 2012

Tal vez te estés preguntando

¿Y después de la huelga que? Pues habrá que continuar.

¿Habrá merecido la pena perder un día de salario?

Por supuesto, subsanar derechos sociales conlleva entrar a un futuro de mejores oportunidades, te expondré un ejemplo ¿Cómo podrá llegar una familia a finales de mes con la mitad del salario actual? No perdiendo ni un céntimo más de nuestra capacidad económica actual nos ayudara a seguir llegando a final de mes, un tremendo esfuerzo que sudores nos cuesta y que en ciertas ocasiones resulta casi un imposible, teniendo que acudir para ello a pedir adelantos de sueldo en concepto de arañar casi en su totalidad a las pagas extras.

¿Y luego quien me defenderá? Nosotros.

¿Por qué? Porque aquí todos perdemos. Porque mi salario también podrá ser rebajado en un 50%

¿Cuándo? Pasado mañana después de la huelga general si no dejo clara mi opinión a todo un gobierno, y mi opinión es mi oposición a fomentar y a formar parte de esta reforma laboral.

¿Cómo evitarlo? Reafirmando que nosotros no hemos pedido soluciones insanas. Sumando esfuerzos ellos se verán en la obligación de medir nuestra debilidad pero también nuestra capacidad de acción.

Cualquier tipo de reforma, bien sea fiscal, de educación, laboral, sanitaria… es la herramienta utilizada por los gobiernos para saber hasta qué punto será aceptada por una sociedad. Nos estudian nuestra capacidad de respuesta realizando sondeos que les arrojan cifras bastante aproximadas para saber si resultara acertado o no proseguir por la vía del decretazo.

Ahora la única respuesta eficaz contra este decretazo laboral habrá de ser salir unidos a la calle y manifestarnos masivamente de forma contundente y enérgica.

¿Qué día? Hoy mismo a fecha 29/3/2012, y el próximo mes si es necesario, y en una tercera huelga general si se diera el caso ufffffffff esto ya serian palabras mayores y no sé hasta qué punto podría soportar el PP la presión social, tal vez fuera mejor para el gobierno convocar elecciones generales anticipadas, y con estas palabras ni afirmo ni desmiento nada, solo expongo probabilidades porque llegados a este momento dado, la gravedad es más profunda de lo que a simple vista podría parecer cuando internacionalmente los mercados son los principales observadores de la situación económica y política de un país que parece entregar síntomas de una inestabilidad creciente y estos son datos y cifras que ahuyentan a los inversores hacia mejores puertos donde invertir sus fortunas, y por estas y otras razones que es mejor no mencionar ahora, habría motivos de sobras para sospechar que poca o ninguna opción más le quedaría a un gobierno que se ha jugado su futuro en una sola baza queriendo imponer en vez de dialogar con los portavoces de los agentes sociales hasta llegar a alcanzar acuerdos satisfactorios a través de la negociación. Incluso en última instancia incido en que nuestro presidente no está sabiendo ganarse la confianza del país a quien sirve cuando bien podría formular una consulta popular mediante el ejercicio de un referéndum.

Las partida ha comenzado y el gobierno nos ha puesto en jaque sobre un tablero de ajedrez que nosotros no hemos pedido, pero como estamos obligados a mover queramos o no, dejemos muy clara nuestra postura, justicia social si, precariedad no, dignidad siempre. Y huelgas las que hagan falta.

Ahora que resuelva el estado su posicionamiento de enroque frente a la posible huida en estampida de unos inversores a quienes no les gusta nada la inestabilidad económica y política. Ahora nuestro gobierno estará obligado a resolver una incógnita al haber abierto sin el permiso de nadie la caja de Pandora…

¿Esto qué significa? significa ir a frenar una guerra –encubierta-- abierta contra los trabajadores.

¿Nos quedamos quietos ante un pulso impuesto contra toda una sociedad cuando resulta que ciento sesenta y tantos escaños no representan a los 47 millones de españoles? Los ciento sesenta y tantos escaños solo representan al 43% de quienes fuimos a votar en las últimas elecciones generales, fue el absentismo, es decir, que si hubiéramos sumado en las urnas los votos de todos aquellos que no acudieron ese día a los colegios electorales no habrían obtenido la mayoría absoluta.

Resumo y acabo.

No votar implica sumar un punto a favor del más aventajado aun no habiéndoselo dado porque con ello dejamos de ejercer el derecho de oposición al mermar a otros la posibilidad de hacerlo, sería algo así como aumentar involuntariamente las oportunidades de quienes van por delante pero con efectos reales aunque creamos que no hemos consentido.

Ahora lo entenderás mejor. Piensa en pequeño y lo veras más claro.

Entre cuatro personas tenemos que elegir a alguien como presidente de un comité de empresa, dos votan a Sebastián, el tercero a Elvira, y el cuarto que soy yo no se presenta a la votación que es lo mismo que abstenerse o pasar de todo.

Observemos el resultado: incluso sin votar a nadie he favorecido a elegir a Sebastián como presidente de comité al no querer ejercer un derecho, y la consecuencia final será que involuntariamente he perjudicado a todos porque Elvira esta mejor cualificada para el cargo –argumento de peso bien conocido por los cuatro-- y por lo tanto en la negociación del próximo convenio colectivo estaremos peor representados.

Digamos que por la culpa de uno todos hemos salido perdido ante mi falta de responsabilidad personal.

Piensa en mañana desde un punto de vista individual ante lo pequeño y en lo poco importante que pueda parecer que tú estés presente en la huelga, ahora trasládalo a una visión más amplia a donde la suma de cada uno de nosotros se revierte en un gran esfuerzo colectivo capaz de actuar pensando a lo grande.

Piensa en pequeño gestionando eficazmente los recursos y observa sus resultados.

La suma total de las miles de gotas de agua caídas individualmente se pueden recoger en las dimensiones de una pequeña presa con la que lograremos regar a los bosques más extensos.

Piensa que nosotros pasado mañana también seguiremos aquí, de momento nos bastará con que nos acompañéis con vuestra firma en un hermoso viaje hasta la Primera Carta de Intenciones que contiene la opinión del 99% de la población.

Únete a Contra-Reforma de un ciudadano de a pie. I carta de intencionesEn una iniciativa tituladaHagamos una cadena humanaParticipa ACTIVAMENTE invitando a otros A FIRMAR LOS MANIFIESTOS EN:

http://plataformaautoresnoveles.blogspot.com/

http://plataformaautoresnoveles.blogspot.com.es/2012/03/contra-reforma-de-un-ciudadano-de-pie.html

http://enazulesconverdes.blogspot.com/

http://enazulesconverdes.blogspot.com.es/2012/02/formulario.html#comment-form

http://rafa-r-diaz.blogspot.com/

http://rafa-r-diaz.blogspot.com.es/2012/03/contra-reforma-de-un-ciudadano-de-pie.html

INFORMA DE UNA INCIATIVA QUE NOS IMPLICA A TODOS PORQUE NINGUN TRABAJADOR QUEDA EXCLUIDO DE SER ARROYADO POR ESTA BARBARIE DE REFORMA LABORAL.

NOSOTROS NO HEMOS PEDIDO SOLUCIONES

INSANAS.

NOSOTROS NO HEMOS PEDIDO FORMAR PARTE DE ESTA INJUSTA REFORMA LABORAL.

QUEREMOS JUSTICIA SOCIAL Y DIGNIDAD

HUMANA

EN EL TRABAJO, EN LA SANIDAD Y EN LA EDUCACIÓN.

Abstención implica estar a favor de la reforma laboral.

No hacer nada dará como resultado precariedad.

Pasividad implicar consentir.

El silencio es como un bozal, el miedo es como un collar, y el individualismo la cadena de la cual tirar…

¿Demasiado fácil verdad? Las riendas se sirven a las puertas cuando sobran las manos deseosas de compilar los beneficios que otorga contratar a un empleado sumiso atado de pies y de manos con cadena y con bozal.

Tu firma es tu pensamiento. No más censura. Deja volar a tu voz en libertad.

Aquí podrás ejercer tu libertad de expresión.

http://plataformaautoresnoveles.blogspot.com/

--Hagamos una cadena humana--

--Participad invitando a otros--

1-- ¿En qué consiste la iniciativa? Se trata de recoger firmas refrendadas por un texto al que se ha titulado –Contra-Reforma de un ciudadano de a pie. I carta de intenciones

A—La primera carta irá dirigida. Al parlamento de Madrid y Al de las comunidades autónomas.

B—La segunda Carta irá dirigida. Al parlamento de la India en Delhi y al ayuntamiento de Bombay.

2-- ¿De qué os estoy hablando? Esto ya es más difícil de responder con pocas palabras, pero lo intentare mediante dos fragmentos escogidos de entre un extenso manifiesto social en el cual todos teníamos que estar presentes y a donde la critica comienza en uno mismo prosiguiendo escalonadamente desde la base de una pirámide social hasta ascender a su cúpula, y será la critica terminada en contra de la desafección y la pasividad.

Fragmento nº-1

Nunca es tarde para opinar cuando expresar es comenzar a actuar, yo desde luego no me quiero quedar sentado en las gradas sin hacer nada ¿Me ayudas a despertarnos de este letargo que ha durado demasiado tiempo?

Fragmento nº-2

Sería tan hermoso rubricar un manifiesto por cada ser humano, me ayudáis a erigir con la palabra escrita un monumento virtual en la red que honre a sus memorias, ellos merecen ser los elegidos como los próximos portadores de la llama que nos habrá de iluminar.

Les necesitamos tanto como a un nuevo amanecer que renace en agua miel para con estos tiempos tan difíciles en los que nos ha tocado vivir.

Los indigentes para mi sois como héroes, como puro aliento en estratos de esperanza. ¿Les dejamos a solas? No, nunca, desde luego que no, mejor les traemos con nosotros porque es ahora cuando más les necesitamos.

A--Dirección virtual donde podrás invitar a tus amigos a participar en la iniciativa firmando el manifiesto nº1. Adhesión a una contra reforma de un ciudadano de a pie. Una rúbrica como el mejor testimonio expresado en nuestra voz hasta el parlamento.

http://plataformaautoresnoveles.blogspot.com/

B-- Dirección virtual donde podrás invitar a tus amigos a participar en la iniciativa firmando el manifiesto nº2. Adhesión de condolencia contra los atentados de Bombay. No se os olvidara jamás.

http://enazulesconverdes.blogspot.com/

C--Dirección virtual donde podrás visionar las 10409 enmiendas de una misiva que contienen los 28 pliegos que componen esta primera contra reforma al completo.

http://rafa-r-diaz.blogspot.com/

Rafael de Iñaki.

miércoles, 14 de marzo de 2012

Contra reforma de un ciudadano de a pie.

I carta de intenciones que quiero dejar abierta a una sociedad.

Un sueño por cumplir que nos coge en la palma de una mano.

Frase --pensamiento --reflexión.
Son los sueños a través del esfuerzo quienes se vuelcan en ocasiones a fragmentos de realidades.

Es al volver a mi país cuando le encuentro irreconocible ¿Qué le ha sucedido a esta magnífica sala de estar que ha dado a luz a tan grandes pensadores cuando unidos a la portentosa capacidad de los ilustres autores se han puesto en las diestras manos del resto de sus creativos colegas de cuantas disciplinas artísticas existen o se puedan inventar?.

No, no lo entiendo, sobresalidos siempre de sus figuras anónimas han manifestado elegancia en su franqueza imprescindible, liberales firmes yendo y viniendo a las desobediencias sanas paseando entre ideales ilusionantes, bien subían y bajaban a las cortes trenzando leyes adelantadas a un tiempo acudiendo también a descararse mostrando desacato en los tribunales ilegítimos. Robustos de pensamiento se habían mostrado lucidos de mente para salir airosos ideando un nexo común donde equilibrar la balanza de las desigualdades viajando en contra de la punta de la lanza de un destino previsible como un contrapeso necesario.

¿Acaso habrá de ser cierto cuanto percibo? Se avistan a la distancia de las lenguas tantas desafecciones en diminutas porciones de individualismos avulsivos derramados hasta el punto de cargar contra uno mismo, tanto que pareciera haberse extinguido este respeto aprendido y ganado a la sombra de los siglos.

Acaso se nos evaporo la razón –tal como cito en un manifiesto concreto— ahora por esta España que se me escapa de la punta de los dedos tan ávida de sangre y de disputas absurdas. No, no es posible, no doy crédito al querer observar esta encarnizada guerra santa comandada por una cuantía infinita de seres tan capacitados, hombres doctos que se jactan de ser libre pensadores presumiéndose demócratas hasta la misma medula mientras entre promesas de lealtades aclaman al honor de sus nombres queriendo custodiar a la patria contra cualquier enemigo ante el intento de usurpación de un único derecho arrebatado a un ciudadano emancipado, efímeros y lejanos os leo, os veo demasiado alejados, os escucho trayendo con vosotros excesivas excusas haciendo ascuas y pompas pedagógicas de ideologías que os distancian tanto que difícilmente se os podrá comprender.

Infamias, palabras huecas, apologías ¿Qué os ha pasado? ¿Porque me doléis tanto? Será que os siento del mismo modo como al hijo que perdí al no haber sabido amarle, será que esta pena me aflige al no haberle sabido apreciar por cuanto significa y es ¿acaso admitir un error nos hará creernos más cobardes? No, por supuesto que no, admitir sin pudor un error es una necesidad y toda una liberación interior, significa volver a impregnarse en la labor de labrar mejor a la semilla que germina en uno mismo, significa querer darse a los demás, significa señalarse en la culpa definida mostrando sus vergüenzas al ir a decir a viva voz, miradme bien porque quien se haya frente a ustedes es tan digno y tan valiente como cualquiera de vosotros. Si, fui derrotado por mi mismo cuando violenté a aquel ser que tanto me amaba, y será que hoy ha desertado de mi piel quedando extraviado en un submundo ante el desamparo que solo yo pude entregarle. Si, fui yo el hombre más cobarde de cuantos podáis llegar a frecuentar, pero hube de perdonarme para volver a venir a mí, y aunque no quiero la redención de a quien herí, sea la culpa en mis espaldas dejada como un motivo para no olvidar, sea que nadie venga a querer quitarme esta vergüenza cuando es propia y bien la establecí en mi memoria de la misma forma como apostillé a todo un océano de decepción anegando de rosas espinas el alma que clave a un ancla al estrellar contra el oleaje los años mejor cuidados, allí sucedió, vinieron consigo los cadavéricos sentimientos ahora abatidos de un final requisado en los cementerios, fue por entonces cuando decidieron emigrar al olvido enviando a mi amada victima a la deriva a desaparecer por los siglos de los siglos venideros.

Es al volver a mi país cuando le encuentro irreconocible. Complejo se adivina el recóndito desapego de una sociedad tan desatendida cuando las precariedades y las lujurias pujan contrarias desalentando a unos y engrandeciendo a otros por entre un rompecabezas que nadie comprende en un aspecto global porque se nos viene encima el mayor enemigo del ser humano, un detractor que no es otro que el mismo fantasma que se nos proyecta en la sombra de al lado cuando a solas nos sabemos impunes haciendo uso de un poder concedido que nos queda tan cerca, vergonzosa actitud la nuestra de ir arañando y hurgando en las debilidades ajenas, y no, no son percepciones inventadas, son peldaños, engaños y demás tretas traídas al inmenso caudal de información que al trote flota en el ambiente desbocado socavando nuestras aparentes vidas ¿Quién osara atreverse a admitir que una gran parte de su existencia no le queda fuera de la apariencia como una falsedad trasmutada en una necesidad para poder sobrevivir? Demasiados prejuicios, demasiadas hipocresías, demasiados abusos sin resolver, demasiados miedos a perder cuanto ya dilapidamos…

Son los peldaños subidos desde la arrogancia y no desde la honradez, una nos sobra porque la otra nos falta, nos sobra la codicia alineada en la sentencia de una mala fe ida a buscar conscientemente frente a una sensatez alimentada en la sana conciencia salida desde el corazón que nos falta…

De engaños y demás tretas por estos mundos del revés de siempre ser conducidos como a rebaños a los establos a dos pasos de los corrales, pero lo que más me duele es esta titánica impotencia como una carencia disminuida que se nos fue cuando no sumamos los esfuerzos, y es al no llegar a una solidaridad ahora truncada que os veo en las retinas que las llanuras andan llenas de tristezas contenidas cuando al ir a descubrirlas os han quedado vedadas

Equívocos sistemas de directivas dictadas en corporaciones privadas y leyes refrendadas en políticas caducas que distan mucho de acercarse a esta realidad de hoy, directivas y leyes confeccionadas para guiar los comportamientos y las conductas con motivo de controlarlas en las inquisitivas aduanas donde habremos de pagar con severas consecuencias unos aranceles con algo más que solo lagrimas y sangre.

Las ofrendas han quedado servidas a las mesas, pero son los cambios los que ellos no anhelan traer consigo ¿son las perdidas tal vez un motivo? Quien habrá de venir a hablarnos a nosotros de este vocablo tan amplio de caudal ilimitado, y vengo a él, soy yo quien le busca porque quiero mudarme a este cambio necesario mutando diferencias, sean todas contra el paredón y después lanzadas al vacio…

Ahora que he vuelto de esta larga peregrinación de buscarme por este insondable mundo nuestro queriendo encontrarme vengo a preguntaros ¿decidme que os ha ocurrido? acaso se os ha evaporado la razón; ahora que os llego os veo y no me lo creo, después os pienso en mi pellejo y os lego cuanto he traído conmigo en un baúl de experiencias, es ahora dada la simbiosis cuando yo he logrado regresar intacto lidiando en un purgatorio interno por donde las eras en las noches de los desiertos lunares han sido pesadillas interminables --planté sinergias-- pero al brincar entre los continentes he ido hilando torpemente lo mejor de cada uno de los rasgos humanos queriendo expulsar de mi espíritu a un defecto combatiendo con sus mil virtudes a un diminuto fragmento de un error único y diamantino, y no, no lo entiendo, vengo, vuelvo a instaurar los años perdidos a su lugar, decido proseguir exiliando a mis fantasmas yendo a ellos donde son más fuertes allá en el limbo bien agarrados en la natural pradera donde moran y residen entre la conducta de mis actos y mis miedos, y que mas habré de poder perder cuando todo anterior ya lo tire por la borda –el miedo frente al miedo se salda subiendo a él — yo lo que quiero es que se me devuelva mi alegría de antes, la misma, yo lo que quiero es que se os entregue vuestra alegría de antes –ambas son iguales— yo a cuanto aspiro es a quien pude ser.

Dejaos ya de hincaros los dientes, bajaros las mangas, templad los nervios, dejad de esculpiros los odios, abandonad las excusas, venced las diferencias de unas ideologías que fueron creadas en un motivo ¿Acaso no son todas las sienes iguales? ¿Acaso son los inviernos inherentes llevando el frio a unos pocos elegidos? Elegías mentales y demás utopías os llenan el cerebro, fuentes de colores de aguas translucidas para un eterno momento por beber de la sed de sueños al querer vivir perpetuamente en una nube como en un paraíso inexistente que yo os podría inventar en este oficio mío de engañador profesional que he aprendido a manejar en mis décadas de afición por la ficción que suele traer consigo el poeta que os quiere cantar para endulzaros y elevaros en la magnitud de lo hermoso que sería que trescientos sesenta y cuatro días nos compusieran a cada uno de los años a los que nos mudaríamos si esta mentira fuese posible construirla, pero no, de mi solo obtendréis la resta de una suma muy real en la cuenta de un cuento que nos queda muy lejos de alcanzar, solo uno, uno a solas con la verdad de frente ….

Pero lo que más me indigna y aunque me duele enormemente es vuestro extravió porque os quiero como a un hijo huérfano de un padre que existió en un instante fugaz, vengo en estos renglones desde un día de mi descanso personal de una jornada laboral que aun tengo el privilegio de conservar que también trae consigo un ajuar con regalo, me deja ser objetivo en mis convicciones de ahora --porque no quiero ni pensar de qué forma podría arremeter contra todos vosotros si el sustento y la dignidad le volviese a faltar a mi familia— vengo a deciros lo que no nos gustara escuchar para nosotros desde la boca de nadie, vengo a recordaros aquello en lo que nos podríais convertir, y no será un mal sueño cuando yo hablo desde mi propia experiencia y lo he visto retratado en muchos otros.

Consensue en el pasado un pacto personal con el diablo que hoy más odio, rodee al individuo de una naturaleza combativa de cobaltos en actitudes tan cobardes, tanto como denoto en esta sociedad enrarecida por donde casi todos queremos huir en la invención de la mentira hasta el refugio en el que anida una canción que nos mece en nanas y nos distrae en los recuerdos rememorando el pasado hasta la época que nos asalto la infancia, fueron posturas fetales, carreras de felicidad en los pasillos del hogar, carcajadas y placidez creciente, bienestar y prosperidad emocional, fueron ….

Me convencí y me convertí en quien hoy más odio.

Fui un ser despreciable, un ruin delincuente que ha estado refugiado en las listas del desempleo mendigando muchas veces intentando alcanzar un trabajo tan ruin como yo mismo me asistí, mentí en las entrevistas de trabajo inflando un curriculum personal en busca de mejores oportunidades, incluso me transmuté en un indigente en apariencia cuando la necesidad no me apretaba, he flirteado de palabra y de pensamiento educadamente con mis mejores herramientas, fueron lanzados sobre ellas los piropos más originales en un intento de seducir a otras mujeres queriéndolas sonsacar unas sonrisas de sus bocas cuando me habrían bastado con las de mi esposa, he caído en las mil y una tentaciones de un consumismo compulsivo ensanchando el caudal de un ansia por poseer aquello que no se hallaba al alcance de la mano humilde, he sido el ser mas inculto que ha poblado esta tierra, he cometido perjurio y de otras fechorías enmarcadas en elegantes tretas que no cabrían en un solo libro, he sido un hombre como un macho que ahuyenta a las hembras sensatas porque no es así como nos piensan ni nos quieren –evidente-- digamos que estos actos expresados son un atisbo de lo mínimo que podrá traer consigo la necesidad, y no hay peor hambruna que la escasez de sensatez cuando nos es tocado lo que más amamos, pensad que la brutalidad del ser ya está siendo invadida ante la falta de principios, y no será otro quien os lo dirá porque pocos son los que se atreven a desnudarse de esta manera de una forma pública, ni siquiera lo harán en un entorno privado, es un habito de costumbre por los tiempos de ahora traer con nosotros un gran repertorio de mascaras de quita y pon según se da la ocasión o tercia el asunto, y bien cierto es que esta falta de ética me duele más a mí que a vosotros cuando soy yo quien pierde su hermoso tiempo escribiendo sobre ella queriendo hacer llegar un mensaje honesto tintado de aliento y positivad hasta una sociedad que no escucha, pero no será que me deje vencer hoy por el desanimo porque anhelo ir a otro encuentro a lidiar contra una hipocresía como una de las insignias que cazan más adeptos desde el inframundo de las desidias humanas en el que nos escudamos una y otra vez de forma continuada desde los tiempos más remotos.

Y será que si desde mi incultura yo he logrado salir intacto erradicando la ignominia aboliendo en mi a una esclavitud subyugada a la ignorancia en todos sus estratos de entre los pecados fabricados por el hombre imprimiendo obligatoriedad de permanencia siempre viniendo a inculcar sus lascivas huellas de identidades asentadas en estas bases tan herméticas de unos círculos machistas, será que vosotros al estar mucho más capacitados podréis ir a unir en una a todas las legiones de tantos lugartenientes como aclaman vociferando en esta imperiosa necesidad de un cambio de rumbo desde sus fantásticos atrios ante la soledad de sus estandartes invocando una prerrogativa hasta sus generales mientras guían a sus masas de guerreros, estancias ocupadas de entretenimientos variados cuando estratégicamente habéis sido divididos a conciencia por un progreso inteligentemente dirigido hacia el individualismo grupal asociado…

Y de entre las virtudes humanas a vuestro alcance la mejor escogida será acudir a aquella llamada a ir a la presencia de los soldados de a pie al frente de los lideres mas dotados y mejor asesorados que han mamado la esencia de una doctrina tan humilde desde la madre fuente al ser conocedores del sacrificio real y no simbólico que ha de ejercer cada cual por cada amanecer que se sucede tras el pecho quebrado de un gladiador visionado como un ser invisible desde la cúspide de los escaños de unos idealistas que andan excesivamente perdidos de una realidad tan cotidiana por donde ellos no saben ubicarse identificando unos problemas cruciales en la raíz misma de una sociedad que se ha construido de forma ascendente --y aun a sabiendas de la buena voluntad de nuestros políticos en la abnegada intención de no querer herir con unas decisiones ilegitimas amparadas en la credibilidad que otorgan las leyes bajo el auspicio de los parlamentos— no les será posible acertar con formulas adecuadas sino bajan más a menudo desde esas nubes de algodón aterciopelado hasta este mundo nuestro por donde saber sobrevivir con la precariedad de estos jornales mil euristas significa censurar y priorizar necesidades elementales tremendamente básicas. Laicos se agrietan estos carnavales de usura que se avecinan para nosotros, celestiales son los sueldos y los privilegios que a vosotros os respaldan para haber sido capaces de entregar tan fácilmente todo aquello que hemos sudado mientras seguís blindando un camino que nos ha sido vedado al volver a tener que cruzar el paso de montaña en el invierno más crudo por entre la estrechez vertiginosa del filo de este precipicio en el que nos estáis dejando desolados porque será que a todos nos gustaría pasar por la amplitud extendida en la llanura que nos lleva a la misma cumbre cuando solo podrá existir una, una es la actitud tan demócrata, la vuestra –ni en sueños os creo-- es la nuestra saber aceptar la imposibilidad que una certeza nos trae, no es el nuestro un deseo el querer convertirnos en senadores, en congresistas o en diputados en un parlamento autonómico centralizado –de un parlamento… uf empiezo a sentirme cansado de tener que hacer un uso constante de este vocablo reiterándole una y otra vez en alusiones en la misma cantinela de siempre, y será que yo no he venido aquí a mendigar misericordias que nos andáis negando. Anterior ya fui un limosnero empujado por la necesidad y la escasez cuando por todo un año desayune hígado de cerdo enlatado de la marca mina mientras percibía un salario semanal de treinta euros a costa de reventarme a trabajar, incluso el finiquito fue merecedor de festejo como la mejor herencia que me quedó de recuerdo, una pulmonía a la edad de veinte años porque si me hubiera acogido con los cuarenta y seis que ahora me aprietan de seguro que no lo hubiera contado. No, no he venido a hacer de mendigo, vengo a deciros una verdad que no conocéis porque no la habéis mamado y no sé en qué nebulosa andáis metidos — No, no queremos ser senadores solo queremos ser trabajadores dignos con un puñado de derechos que nos habéis arrebatado con el beneplácito de vuestras conciencias y vuestros votos de mayorías absolutas –cuanta falta de cultura política hace falta en este país a repartir por entre sus ciudadanos de a pie con motivo de vislumbrar y dar oportunidades a otras minorías que no pueden arañar poco más de un escaño por la ley de ratio de un índice de población, leyes de partidos también herméticas, leyes que se amontonan unas sobre las otras que refrendadas en los “uf, como me cuesta” supuestos lindes democráticos que vuelven a ser inexpugnables.

Entended que solo queremos ser trabajadores dignos con un puñado de derechos que nos habéis arrebatado…

Dejad que nuestros hijos sean estudiantes, amantes, doctores, conductores, empresarios honrados con disciplinas justas, educadores… Seres provechosos de un mañana inexacto. No, no les merméis las oportunidades comenzando sus precariedades amordazando nuestros salarios, y en el paso de montaña os hago otro recordatorio, dejad ya de cerrar más empresas, dejad ya de ¿mentir tal vez?

Si, es ahora cuando me tomo el valor de mi libertad ganada porque hoy decido citaros en mi escritorio para purgar las actitudes, primero despacho el hurto salteando la estafa compilada en las décadas y la invado con una sinceridad agresiva. Si, es ahora. Os llegó la fecha concreta de pasar por la afilada palabra a vosotros quienes tenéis la obligación de defender nuestros derechos, si, sin duda me refiero a los sindicatos, me refiero a mí mismo, me refiero a los intelectuales, no, no, yo no soy ningún ilustre intelecto, yo soy un simple obrero algo más suelto de palabra de lo que fue mi padre, solo soy eso, más bien me refiero a los catedráticos, a los profesores universitarios, a los escritores, a los que educan a nuestros hijos, me refiero a todos y a cada uno de los individuos que han sabido labrarse un futuro a través de la educación y el esfuerzo de superación personal que os han trasladado a unas profesiones que os han permitido obtener una mejor visión del punto en el que nos encontramos en la sociedad actual, y no será que os envidie porque sois más abundantes que nosotros con diferencia en esta habilidad de pensar y de revisar el presente de hoy, me penetra el orgullo de saberos tan fuertes en una confianza tan elevada.

Me refiero a todas las legiones de tantos lugartenientes ansiosos de unir en un único Coliseo de nuestro tiempo de ahora a los gladiadores visionados de pechos quebrantados, id a juntadles a estos millones de humildes héroes, convocadles en la paz y no sobre la violencia frente a cuantas instituciones estatales representen un compendio simbólico de nuestros parlamentos cuando vuestros no lo son, escuchadles en una sola voz que os podría vencer en esa proclama absolutista que ostentáis con orgullo como una bandera que os cruza más la sensatez que el ancho de vuestro parloteo desgastado y ya caduco, y no vengo a entonar una crítica social contra quien no sea merecedor de ella cuando yo he sido el primero en tacharme de villano, y de seguro que los habrá que no serán deudores de este dúo de palabras constructivas y nunca despectivas en el tono de este texto, entendamos todos que aquí solo hay dos lados, no caben los triángulos ni los cuadrados y cuanto menos los poliedros, cuidado en este caminar de una frontera a donde o te quedas en un costado con las consecuencias que ello conlleva implícito o de lo contrario pobre de ti cuando a este carnaval al que se viene sin mascara se te descubra maquillando tus ideales. Nuestro mejor consejo es que no entres sin la convicción de querer llegar a quedarte.

Antes de proseguir expresando esta opinión tan extensa deseo aclarar un propósito porque no quiero que perdáis un tiempo valioso.

A continuación he reflejado en un manifiesto mi adhesión por un pueblo al que he aprendido a querer como a un aliado a donde siempre podre ir a medirme las actitudes, también será un ejemplo al cual seguir teniendo en cuenta la desidia que nos acompaña en estos tiempos de hoy como el mayor de los motivos que nos impulse a desaprobar unas decisiones equivocas no queriendo aceptar la situación actual de una Europa que se avoca al precipicio arrastrada por los gobiernos de Alemania y de Francia a los que siguen como corderitos el resto de los países de la comunidad económica europea. Y no, no estaremos de acuerdo con sus actuaciones ni con sus imposiciones en base a reformas incoherentes, la palabra escrita y la imagen son instrumentos de expresión y herramientas necesarias para liberar las angustias que nos acercan a las emociones sentidas que unidas en las ideas pensadas transmiten opiniones como otro motivo más para dejaros aquí una inquietud que nos podría costar el futuro de quienes aun no han nacido cuando el nuestro ya esta socavado, definido y cada vez mas mermado de oportunidades, y es por estas y muchas otras realidades que desalojan la felicidad de las familias a cada hora que se sucede por cada preocupación que les vence, venimos a decir vasta, hoy aquí se abre una brecha queriendo distanciarnos de actuaciones incoherentes porque estas palabras y estas imágenes son quienes reflejan nuestras diferencias entre juicios y valores que han de ser sentenciados con razonamientos en una resolución meditada, con una opinión enérgica dictada desde coraje, y como evidencias y argumentos nos sobran no querremos ser solo ciudadanos pasivos entretenidos en los quehaceres cotidianos de ir siempre –del hogar al trabajo, a los hijos, a los amigos, a las tareas domesticas, a atender a los padres y en la otra instancia a saltear el grueso de unas facturas a las que no podemos hacer frente con la precariedad de unos ingresos cada vez mas mermados divididos en dos columnas, en la primera el neto tan raquítico y el agravio gravado con números de tantos por ciento en las bases impositivas de los crecientes impuestos echados al alza con cifras que nos superan y nos deprimen de poco a poco la existencia incorpórea que nos ocupa cuando nos sentimos tan perdidos frente a la segunda columna de unas instituciones tan inalcanzables para cualquiera de nosotros como ciudadanos de a pie que somos y al querer observarlas vemos que se nos escapan del mismo modo como las ilusiones de los rostros— Pero no, no hay que conformarse, seamos algo más que solo seres invisibles en sus quehaceres de madres y de padres …. Seamos mujeres y hombres libres con voces y sentimientos donde nos caben las alegrías y también las tristezas en un país con una democracia condicionada a una constitución contradecidla y bien atrapada entre la telaraña tejida en unas leyes que se vulneran a sí mismas, leyes a las que han abierto el paso a las actuaciones de las empresas privadas y de las públicas dejándolas a su libre albedrio mediante un sinfín de posibles situaciones en las que podrán tomar unas decisiones demasiado drásticas porque se les a otorgando un poder desmedido, leyes en las que podrán tomar partido con una facilidad que abruma enjuiciando a su favor argumentos poco fiables y dependientes al haber adherido interpretaciones jurídicas tan confusas y tan poco concretas que hasta los convenios colectivos han sido fragmentados porque ellos han entregado la veda de nuestro campo santo de cipreses como el ultimo eslabón de un escudo que nos protegía teniendo en cuenta que habíamos perdido ya un vasto territorio al haber cedido en una parte de nuestra parcela laboral donada por otros gobiernos en los últimos treinta años, pero lo poco o lo mucho que aun nos quedaba les ha sido entregado en una sola vez –y en si no es que yo tenga una tozudez obsesiva de ir en contra de la empresa privadas o de publica, no, para nada, el problema es que todos somos buenos hasta que somos malos, básicamente reduciré los argumentos en una sinopsis tan simple que hasta un niño la podría interpretar para darse cuenta de que algo no funciona bien. Aquí todos perdemos, incluso quienes sean capaces de engrandecer aun mas sus fortunas patrimoniales también tendrán la oportunidad de ver desaparecer a sus inmensos océanos, y no serán unas pérdidas materiales, no, que va, para nada– Lo más triste y doloroso para nuestra sociedad será haber abdicado al dejar en libertad a un propósito que nos ha de servir a nosotros y no al contrario –se ha de trabajar para vivir, no se ha vivir para trabajar—como es posible que un condicionante económico dicte a las empresas a como escoger la formula que mejor se adecua a sus intereses rebajando costes que aparentemente podrían ser un lastre ante una incipiente quiebra económica, no, no se puede dejar abandonada a la intemperie la interpretación de las leyes al libre albedrio de cualquiera porque de incoherencias ya vamos sobrados….

El pilar económico es uno de los cimientos que sostienen la columna vertebral del bienestar social, pero las leyes han de estar respaldadas por unos organismos reguladores únicos que no permitan fisuras ni interpretaciones que podrán dar paso a manipulaciones y a picarescas intencionadas de malos usos en detrimento de dejar desamparados a los propios derechos humanos, nunca debemos dejar que prime un interés económico en base a un bien material sobre un bienestar social con motivo de restringir oportunidades, las leyes han de ser muy claras --contundentes y severas-- en el intento de mantener un equilibrio justo y necesario teniendo en cuenta que la perfección no existe y serán los errores quienes nos guíen en un proceso de globalización comercial inacabado a donde el hombre ha abierto una guerra encarnizada donde la usura esta a la orden del día y la especulación es el plato que nos servimos a la mesa en cada intento de negocio con ese defecto que nos viste y nos ocupa tan bien como el traje que nos ponemos en cada amanecer junto a la codicia y a la ambición de llevarnos lleno ese maletín de un viaje inacabado, acaso podemos decir que estas formas de actuar son trigo limpio con el que alimentarnos, acaso podemos decir que estas tretas son aguas limpias de manantial para llevarnos a las bocas queriendo saciar esa sed de venganza cuando fracasar no ha de significar vergüenza teniendo que desaparecer de un circulo social. Fracasar lleva implícito aprender mediante la reflexión conformando un tratado en un pacto por cuanto no funcionó, un profundo análisis que nos permita averiguar las razones a solapar a un dosier personal como una experiencia vivida para querer volver otra vez a un propósito constatando una nueva visión que hay que aceptar porque equivocarse es abrir otro sendero a ir a experimentar pero sin la ceguera que anterior nos colmo, y sacada fuera la fiebre de querer enriquecernos rápidamente en bienes de consumo que ni sienten ni padecen cuando solo sirven para hacernos algo más placentero este devenir nuestro en un tiempo concreto que nos queda por vivir como en una realidad propia y de cada uno, será que nada podremos llevarnos a la tumba vertical fuera de las sonrisas y de los actos de buena o de mala voluntad que nos hayan acompañado en este reloj biológico interno del que no somos dueños, solo son granos de horas, de días y de algunos años transmutados en el caso de los seres más afortunados, solo son décadas que habrán de devolverse a un lugar exacto en cuanto a lo que todo se reduce a casi nada y tanto todo coge en la inmensidad de su vasto territorio, al mismo polvo que en todo se cae confinándonos de nuevo en los paisajes que anteriores nos regalaron una porción de un alma anidada libre y tan latente con fecha de caducidad.

Sea aprovechado con la mayor dignidad posible este préstamo de un tiempo entregado a cada mujer y a cada hombre que puebla esta esfera que nos guarda.

No será posible poder ir a gobernar a una naturaleza indomable, pero si podremos volver a querer cuidarla, sea pues ir a subir a una intención tan hermosa que sin duda nos estará permitida, todo tanto más el resto de los actos implica negar una máxima, significa arremeter contra nosotros mismos en un intento inexpugnable de ir a toparnos infinitamente con una insensatez irracional anti natura como otro rasgo de locura para anotar en la historia de la humanidad.

Sea cada cual diligente en la intención de hacia donde quiere dirigir su alma por un instante fugaz concedido cuando unos ojos en la mañana están abiertos y al atardecer habrán perecido.

Esto es cuanto somos cuando mis decisiones individuales sin duda traerán consecuencias en este futuro que a ti te queda por desgranar antes de que se cierre la noche de hoy porque la irresponsabilidad es la constante en un circulo que nunca se detiene al no quebrase la mentira, no, no existe otra respuesta. No, no queda otra alternativa, entrar a la ignominia es divagar indefinidamente sin lograr hallar jamás un puerto donde sembrar nuestras semillas.

Será hermoso saber que todo aquel que piense de esta forma podría firmar este manifiesto acudiendo al formulario entre las fechas indicadas en cada blog para hacerles llegar a los políticos con sede física en nuestros parlamentos una negativa rubricada por nuestra parte de no querer seguir caminando por este sendero. También se habrá de mandar una segunda carta virtual al ayuntamiento de la cuidad de Bombay y una tercera al parlamento Indio con sede en Nueva Delhi adhiriéndonos a su condolencia por los atentados perpetrados contra sus conciudadanos.

Dirección virtual donde podrás firmar el manifiesto nº1. Adhesión de condolencia contra los atentados de Bombay. No se os olvidara jamás.

http://plataformaautoresnoveles.blogspot.com/

Dirección virtual donde podrás leer y firmar el manifiesto nº2. Adhesión a una contra reforma de un ciudadano de a pie. Una rúbrica como el mejor testimonio expresado en nuestra voz hasta el parlamento.

http://enazulesconverdes.blogspot.com/

Dirección virtual donde podrás visionar las 10286 enmiendas de una misiva que contienen los 26 folios que componen esta primera contra reforma al completo.

http://rafa-r-diaz.blogspot.com/

Nunca es tarde para opinar cuando expresar es comenzar a actuar, yo desde luego no me quiero quedar sentado en las gradas sin hacer nada ¿Me ayudas a despertarnos de este letargo que ha durado demasiado tiempo?

Un si significara ir a firmar el manifiesto.

Un no llevara implícito no seguir leyendo para guardar junto a tu silencio un tiempo demasiado valioso que otros sabrán usar por ti en su beneficio propio.

Introducción a un manifiesto en un pensamiento muy real para vosotros.

El viejo continente va camino del exilio desterrando de si en primera instancia a las familias más humildes…

Comenzaron por la atlética Grecia, siguieron con un Portugal bañado en la fuerza del atlántico, y les seguirán los guardianes de un mediterráneo amado que declina y que oprime ya a sus clases obreras en la frontera de entrar a la indigencia, y no será esperar menos en una Italia como un lucero de haz de luz, y al volver otra vez a la patria me encuentro en mi otra amada tierra natal de mis Españas que ya han comenzado a saltar las alarmas sociales que marcan el sendero hacia la precariedad sin límites ni concesiones viniendo a querer quedarse en el reloj de arena que marca las penurias a cada hora sucedida, pero lo que más me duele es el miedo que atenaza en los ojos de mis compatriotas ante la incertidumbre que se avecina, y será que hay que abandonar la ignorancia y la pasividad de no hacer casi nada para traer con nosotros a esa solidaridad anterior cuando fueron nuestros padres y nuestros abuelos desde su mermada capacidad para defenderse cuando durante un siglo batallaron sangrando mientras perdían a sus seres más amados aumentando día a día sus miserias y sus torturas siendo acosados en todos los frentes, pero fue que nunca extraviaron ni un ápice de dignidad, ni una creencia racional que les unió en un nexo común ante la magnitud de esa contienda entre un David y un Goliat que primo en ir amasando al arrancar uno a uno todos los derechos sociales que hoy nos están diseccionando a golpes de reformas en nuestros propios parlamentos por nuestros propios dirigentes cuando parecieran no haber sido elegidos en sufragio universal ante las urnas, pero no, ellos no tienen motivos para hacernos esto, muy al contrario, tienen la obligación de administrar los bienes humanos cuidándolos por lo que son, somos seres vivos con sentimientos y emociones que sufren y padecen en la única aspiración que nos tienta y nos alienta al ir en los años en la búsqueda de una fracción de felicidad queriendo sentirnos refugiados cuando logramos alzar la bandera de nuestra propia semilla en la nueva familia comenzando desde las esposas y los esposos con sus hijos y a quienes después habrán de llegar con ellos.

No, no me valen las excusas de las turbulencias financieras, ni las sequias crediticias, ni las burbujas inmobiliarias, ni los especulativos sistemas de inflar los precios de los suelos y demás fechorías … Ni las tensiones políticas con los países productores de petróleo, que no, no me conformo con que vengáis a contarnos más patrañas cuando socabais con recetas de austeridad continua la mermada nomina de nuestros salarios para no ir vosotros parejos con vuestro ejemplo, porque Europa es algo más que solo dos países, son muchos millones de seres vivos que … No, nos vengáis con imposiciones inquisitivas procedentes desde el norte de camino al Rhin al haber muchos otros puntos cardinales a donde poder escoger las infinitas alternativas.

A unos dirigentes que no quieren ver les digo.

Acaso ya no recordáis la herencia que desde nuestro viejo continente desatasteis en un Asia concreta señalando a la India y a tajo parejo también os dejasteis caer en una África destronando gobiernos como en una simple partida en un juego de damas haciendo tratos con dictadores asentados bajo los pozos del oro más negro y los diamantinos recursos naturales tan necesarios para ver el despertar en cada día de una Europa eufórica por crecer en autoconsumo, pues no, yo no quiero un continente con estos rasgos, quiero dignidad social y recuperar la esencia del ser humano más humilde y cabal como le hube de descubrir en la misma India de un Asia penetrante.

Sea que aquí os dejo un recordatorio en este manifiesto para que nunca olvidéis quienes deberíamos ser cuando otros son un ejemplo a seguir.

Y en este atrevimiento de querer haceros llegar nuestra voz alzada os convido a mirar una a una todas las rubricas dejadas por quienes me han querido acompañar en esta iniciativa virtual en dos propósitos aderezados a una sola carta con dos destinatarios en un cometido.

Uno para vosotros los políticos que tenéis el poder de decidir nuestro futuro, y en última instancia, solidarizarnos con la barbarie cometida contra un pueblo cuando nadie está a salvo de ser asaltado del mismo modo.

No podemos quedarnos mudos sin hacer nada.

Sería tan hermoso rubricar un manifiesto por cada ser humano, me ayudáis a erigir con la palabra escrita un monumento virtual en la red que honre a sus memorias, ellos merecen ser los elegidos como los próximos portadores de la llama que nos habrá de iluminar.

Les necesitamos tanto como a un nuevo amanecer que renace en agua miel para con estos tiempos tan difíciles en los que nos ha tocado vivir.

Los indigentes para mi sois como héroes, como puro aliento en estratos de esperanza. ¿Les dejamos a solas? No, nunca, desde luego que no, mejor les traemos con nosotros porque es ahora cuando más les necesitamos.

COMIENZA UN MANIFIESTO.

Os recordare siempre desde Bombay porque allí me quede.

Por donde los nombres nos asaltan y nos tientan con sus coronas de silabas como perlas y turquesas selladas de orígenes para conocer sus enigmas y los misterios tan olvidados.

Arianna, tan sonoro e hirviente. Amanda, sencillo, armonioso y tan cercano. Cleopatra, la amazónica egipcia, castillos, reinas y héroes. Azul, estático, mi preferido como Azul de Inés de María, armonioso, arrítmico y tan recargado de Francia, pero hoy como hundido y perdido en las religiones cristianas.

Petra, como la ciudad de piedra mas amada incrustada en la heroica roca tan elevada y deforme, tan alejada.

Y por donde se nos evapora la razón. Ahora en Bombay.

Hasta en las más míseras vidas que nada tienen y nada envidian; ellos, los mismos que siempre sonríen y agradecen nuestra presencia.

Que maldad habrán de poseer con la carencia de tanto en estos humildes gigantes de la impropiedad de solo abastecerse de salmos cuando les son leídos o contados.

Se hallan tan carentes de ingenio y de picardía en una bóveda de chabolas demacradas cuando solemnes viajan descalzos sobre sus pies sin mostrar el menor interés por lo que crece fuera de un entorno tan estéril como inerte a sus ojos, tan hambrientos, tan desnudos, tan esenciales en recordarnos a nosotros mismos sobre el otro lado de los prismas vertiginosos y afilados.

Ellos son solo espejismos desterrados, solo sed y hambre, burbujas de aire inexistentes, transparencias recolocadas en el olvido, los esclavos a un tiempo equivocado.

Nadie, nadie les consulto la vocación o los gustos, no han copado derramados en esta virtud de suerte que se reparte inexacta tantas veces en quienes menos la merecen.

No, nadie les instruyo en nada, son sombras anónimas oscurecidas, y por no corresponderles no gastan ni los nombres cuando no les fueron asignados. Ellos existen lo que ocupan, los ojos, los huesos, la elástica piel ahora pellejo caído al suelo. Y los dientes se han fugado de las encías dejando huérfanas las lenguas, las palabras, las expresiones, los paladares, los gestos enteros.

De viento y polvo están hechas las volcánicas sonrisas de los rojos secuestrados labios hinchados de sangre y lodo recogido en los barrizales sobre el bazar de Choor.

Me gusta la hegemonía que se absorbe en los contornos que delimitan el barrio mochilero de Colaba adscrito al distrito en la entrada a la bahía frente a la misma puerta de la India ataviada en la magnificencia del hotel más lujoso y descarado que he conocido, tan coqueto y presumido, tan cónico y enmarcado en su frac con pajarita negra como vestido de gala sobre la humedad creciente de la madrugada donde se sudan las lagrimas y la tinta si los piensas y les dejas arrinconarse en los andenes de tu memoria, y ya instalados nunca se te escapan estos Dobi Gats en los que nos lavan las almas de las recias costumbres occidentales ahora nuestros queridos indigentes en la tierra de los sin nada de mas allá de los Slums.

Y como ocultar el fulgor patriarcal que se me desprende hacia ellos al verles reaparecer nuevos sobre Colaba, imperiosos como insurgentes, enraizados a las caderas, a las escasas hebras de los furtivos y alineados negruzcos dientes especializados en ajustarse a los horarios y a los imprevistos que mondan nuestras decisiones más extravagantes.

Es hoy que vuelve el sentido común a la cadena perpetua donde se nos ablanda el demonio que nos juzga los actos tanto que nos los amordaza al bozal de unas exigencias de obligado cumplimiento que no seducen ni ensenan ninguna virtud como un ejemplo al que acogernos para obsequiarnos en la digna conciencia extraviada en una extrapolada lealtad hacia la dignidad que nos encauza tan severa a un camino de honestas intenciones hasta restaurar y rescatar los consagrados juramentos para después emular y desaparecer en los atletas más desconcertantes y descomunales que he conocido, en los parias y en mis otros amigos, a los que no se han podido quedar a ser despedidos en los mas que debidos respetos con honores sobre coronas y un puñado de versos. Sea pues que valga de algo esta sencilla y torpe prosa cuando no puedo alcanzaros en las odas y en sus rítmicas y cantarinas estrofas que os acompañarían hasta el reino de los aturquesados cielos sobre la próxima reencarnación donde habremos de reunirnos a celebrar un último sueño oculto tras un mensaje de cristal como un deseo, os deseo volver a amar desesperadamente en las únicas trincheras en las que me quedare siempre, en vuestro dolor, en vuestro apego a la vida, y en el nuevo significado como un estandarte restablecido, nadie puede ser vencido en la injustificada fuerza de la guerra impune de una violencia inquisitiva ahora impuesta a los hombres sobre las familias, sea pues que los hombres de mala fe sean quienes resuelvan sus disputas sobre ellos mismos aun más distantes y alejados de las religiones y sus contiendas personales entre anhelos de grandeza y ambiciones paganas.

Dejemos en paz a las familias del mundo comenzando por las de la India en la notable y agradecida ciudad de Bombay por entre sus más representativos ciudadanos como tanto los he conocido desde la Isla Elefanta hasta en el mismo corazón de Colaba y por entre los suburbios en los que no entrarían ni los ladrones más valientes.

Dejemos seguir creciendo en sana libertad a la democracia más extensa y vasta que hoy podemos conocer como una imperiosa realidad que supo hallar su justo lugar junto a Gandhi, a Nerhu, en Indira, en tantos otros colosos….

No se gana el respeto ni la independencia sumando violencia. No son los actos atravesados de sangre los recordados, son los nombres y las intenciones las que se quedan en la memoria de un país fuera de las armas. Se han quedado huérfanas las hojas y los huertos después de arar los campos vestidos de hortalizas, ya fueron extinguidas las espoletas de aquellas horrendas amputaciones clandestinas bajo la sospecha de los anónimos violentadores de la paz mientras se apresuraban en apilar mentalmente las suculentas ganancias elegidas de ante mano tan calculadas a conciencia por los perros de sus guerras.

Y yo os digo desde aquí un pensamiento al que evoco salvaje y furtivo.

Ya estáis condenados al destierro más despiadado en la soledad más abundante. Ya no seguiréis ni en el mundo de los muertos, no habrá descanso, no habrá ni quien os otorgue el asilo en la patria de la humanidad, hasta en el inframundo más solemne seréis rechazados. No, no seréis recordados ni por los poetas, y aun menos por vuestros maestros instructores sesgadores de las suculentas vidas ahora errantes en la cola de los cometas a los que vemos pasar en los días que ondean y saludan a la llegada de las primeras nieves sobre un desfiladero que nos arria hasta el techo del mundo en Lasha sobre la espiritualidad del Tibet a lomos del Yeti por la Himalaya más profunda y laberíntica como la nueva tierra prometida a la que seréis enviados para volver a renacer en todos los seres sobre los cuerpos más transparentes donde por designio natural engendrareis a los mejores elementos que han de contener a las próximas razas encarnadas en vuestros vastos e incalculables hijos, a los mas legítimos a quienes ofreceré mi lealtad, la única que he conocido, la de la palabra y el cumplimiento, la única que necesito, aquella que usan mis maestros autores que son los que me han formado en esta estalactita de la palabra escrita precedida como hablada por entre sus eruditas bocas y sus amplios ojos que todo lo ven.

Yo tengo tanto por agradecer a las incunables nobles mujeres y hombres de bien, a cada una y por cada uno con quien me he cruzado en la más hermosa telaraña humana que se extiende sobre un Bombay tan carismático y entrañable como para dejarlo dormido en este sentimiento que me ha nacido bajo los pies en vuestra propia tierra al descubriros tal y como sois, gentes de bien y de paz.

Ahora os dejo a la altura de los ojos algunos ejemplos de realidades ciertas.

La primera enmienda será la humildad.

Primero son vecinos de su localidad y después son gestores políticos porque así lo dicta el cargo que ostentan, son conciudadanos que dan ejemplo y priorizan inteligentemente los recursos que se hayan al alcance de sus posibilidades sin tener que acudir a instaurar soluciones drásticas tan contradictorias que siempre van dirigidas en la misma dirección en detrimento de empobrecer más a quienes menos tienen en la orbe de una pirámide invertida que comienza a tambalearse, decisiones precarias e incoherentes que navegan hacia rumbos suicidas.

En política solo cabe el sentido común exiliando a la usura, y no querré venir a llenarme la boca con vocablos que profetizarían promesas de utopías a incumplir, yo lo que anhelo es un poco de dignidad, quiero a los habitantes de mi tierra que vienen a agradecer la doctrina que en cada despertar les alienta partiendo desde las necesidades más elementales, identificando las problemáticas sociales y yendo convencidos a resolverlas, sino fíjense en estos empleados que compaginan trabajos tan comunes como los nuestros y a la misma vez atienden las tareas de un gobierno local, y claro está que no lo hacen solo por el amor al arte –vengan a decirse aquí las verdades con total claridad— también perciben un salario que para nada ocultan porque la información está alojada en la red, un salario que en mi opinión no es excesivo, más bien es ajustadito en comparación con la eficacia de los resultados obtenidos en su corta experiencia al frente de un consistorio.

Sin duda son ciudadanos de a pie a los que hoy no querré designar como a políticos de costumbre aunque este sea el calificativo que les oficia, prefiero nombrarles como a condiscípulos de su vecindad.

A las pruebas expuestas me remito después de corroborarse que en el ejercicio de un año de mandato su eficiencia queda constatada en el balance de un resultado de cuentas con algo más de cinco millones de euros de superávit en su favor frente a los seis cientos mil euros de beneficios alcanzados por el anterior equipo de gobierno del ayuntamiento de Torroledones, población ubicada en el término municipal de las afueras de la ciudad de Madrid.

Vayamos tomando nota ante las posibilidades que la imaginación racional nos ofrece, se nos cede la oportunidad de ir a atravesar otras aventuras por sendas virginales a encontrar soluciones viables porque sin duda alguna siempre han estado al alcance de todos pero resulta que no las hemos querido ver, aunque lo más asombroso es esa dualidad dada entre la intención y la actitud en su buen hacer hasta alcanzar un propósito tangible, un esquema que ha sido compatible en contraposición ante otros diseños de costumbre con trazos y ponencias ejecutadas en mayor medida en un ideal sin un objetivo concreto cuando el esqueleto del cerebro viene a falta de provisiones al escasear la convicción moral porque la ética se esfumó de camino a un funeral previsible junto al ánimo necesario de querer velar por los intereses de los demás como cayendo en unos pozos de ciénagas de aspiraciones fijadas en la ceguera propia, única y personal en este discurso al cual vinieron unos enterradores de anchas mangas confeccionadas a la medida de una ocasión adjudicada y provechosa para proporcionar evocadoras cirugías en unas praxis donde los bisturís son manejados con la misma precisión que un pulso interactivo es entregado a una visión afectada de cataratas por quienes se entrenan en los sentimientos ajenos hundiendo la incisión hasta la profundidad del interior de los tétanos en la misma cumbre de esta sequia a la que nos ha abocado un despilfarro desmedido y una gestión surrealista de décadas anteriores.

Esta es la estirpe de seres humanos que yo no quiero para mi país.

Y en la primera enmienda será la humildad… sea en esta cita de hoy querer mencionar a un grupo de seres humanos al frente del consistorio de Torrelodones.

Os agradezco esta buena nueva que nos llega como una esperanza posible porque ya no nos caben más las malas noticias en los anaqueles por cuanto tanto pesimismo es transmitido a una sociedad que declina a hundirse con la mayoría de su gente en una depresión cierta --bisagras y puertas a punto de estallar— Es el crac económico y las impensables consecuencias que ello conllevaría –sin duda serian mucho mayores que las que trajo consigo un dramático año 29 como contra partida ante los comprometidos riesgos que andan acumulando ciertas instituciones -- citaremos de pasada varios ejemplos con motivo de no aburrir en exceso-- observemos las presiones inducidas hacia el banco central europeo y las convulsivas y amenazantes premisas envueltas en las disimuladas desafecciones que se están implantando en los países de la eurozona seguidas de las nuevas políticas de austeridad y de las reestructuraciones que están siendo aplicadas a todos los niveles dejando abierta la veda a los ladrones de guante blanco para que sustraigan lo poco que nos queda, será perder todo cuanto hemos conseguido traer a una sociedad de bienestar con sus muchos defectos implícitos— y en la otra cara de la moneda el asunto más relevante al que mas habrá que temer será al desapego humano que se da creciente, ni imaginarme quiero como podríamos sacar de un estado anímico emocional a casi toda la población de un país sin querer entrar a debatir en asuntos mayores por la problemática que se generaría dado el número tan elevado de millones de ciudadanos que pueblan nuestra Europa ¿Qué medidas de contención podrían sacarnos de semejante holocausto? Yo desde luego no me aventuro a pronosticar ningún milagro, y quien sea capaz de obrarlo que alce su voz y nos ilumine porque ni con todo el cielo de la madre ciencia en la boca me creería apto para pronosticar las inauditas consecuencias ante semejante tragedia humana.

Nos queda una incógnita por resolver como el mayor bálsamo a traer hasta una sublime panacea para un acertijo concreto en este universo diáfano de aumentados mates por donde ni los mismos pensadores junto con los analistas y los economistas mas lucidos y realistas podrán augurar en la evidencia de un escenario decrepito a punto de ser empacado en la estrechez que otorga deportar una sociedad hacia la nulidad ante el demoledor efecto domino que podría acontecer, y no, no será que hoy vengo con advertencias apocalípticas, vengo con la verdad en las manos y con soluciones y ejemplos que son de otros.

Las verdades y las mentiras quedan extendidas a las mesas de cada hogar que aun no ha sido desahuciado porque es a cada hora que transcurre ir a exiliar a un numero inconcreto de familias a la desesperación.

Os habla desde el corazón un ser humano perteneciente a las barriadas de obreros, os habla desde el sentimiento un habitante de un país al que amo tanto cuando lo mínimo que podre devolverle es una inquietud pensada con el mejor criterio que mis estudios mas básicos me dejan discernir, os traigo una visión de futuro sencilla pero cierta.

Solo expreso una opinión frente a una realidad dada junto con una buena noticia recibida que por un instante nos apartara del exceso de crueldad ante el alud de pesimismo con el que somos enterrados a diario, y será que si con alguna reflexión me habré de quedar sin duda provendrá de la afinidad de las ideas y las actitudes que ahora convergen coincidentes proyectándose entre las mías pensadas y las de ellos realizadas en un acto consumado, aun hay esperanza, aun hoy me estremezco de dicha al hallar esta quietud ofrecida en una pequeña Magna Alejandría por estos tiempos de una Europa turbulenta, porque lo que yo quiero es la nueva estirpe de seres humanos que ayer descubrí en una pequeña localidad de mi país.

Sensatez, compromiso y lealtad. Dejo expresado mi reconocimiento a una labor bien realizada que intachable se ha conformado fuera de los estándares habituales como un acto tremendamente hermoso.

Dirección web del un consistorio donde poder corroborar una realidad latente:

http://www.torrelodones.es/

A la vista de todos los que quieran acudir queda expuesta una buena noticia.

Y será a día de hoy a 12 de marzo de 2012 que no logro acertar a entender como ser humano que soy cual es el motivo que podría alentar a alguien para querer venir a instaurar genocidios al aplicar este tipo de recortes compilados en los artículos de unas reformas que sin duda alguna deterioran los entornos familiares al agravar aun mas a las economías individuales de los habitantes… Y será que adentrase a en este viaje sin retorno podrá significar morir en el intento

No hay mejor despertar para el comienzo de un día cualquiera que respetarnos el primer instante de lucidez que nos abre a la vida de hoy sin ir a marchitar con interrupciones el mejor momento concedido, la instancia de estar reunidos en la quietud de la meditación con nosotros mismos para asistir y atendernos en la soledad más abundante ante la oportunidad que ahora visionamos en una reflexión que nos entrega el imperiosos regalo hallado en los sentimientos cuando al alma al igual como al cuerpo también se habrá de socorrer saciando el hambre y la creatividad como actos y ejercicios fundamentales e inquebrantables por cuanto la flaqueza emocional y la transparencia de las costillas contra el abdomen no son imágenes desvirtuadas que se aprecian desde los ojos que se alejan, son realidades contraídas como enfermedades suscritas ante la ausencia de criterios validos, pero no será el abandono una receta pragmática.

No confundamos la austeridad con la precariedad, no vengáis a imponernos boletos en este circo de pantomima donde ya habéis rifado una deuda pendiente señalando a dedo a una masa social para enmendar las valijas de vajillas de un oro que vosotros habéis extraviado, haced responsables a los deudores que de momento han quedado exonerados y no vengáis con los tópicos del cuento que nunca termina yendo a romper los tímpanos con las palabras que se agrietan en las fronteras de unos labios faltos de credibilidad en la misiva lanzada al viento de poniente para ir a violentar con métodos que asfixian al obrero de clase con esa paráfrasis implícita a la cual nos abrazáis sin permiso en la obligación de que habrá que generar riqueza y apretarse de nuevo el cinturón cuando ya la hebilla no haya más segmentos donde abrocharse en la misma cantinela de siempre acudir al mismo panal a depurar irresponsabilidades.

Sed valientes y salid a dar la cara, convocad un referéndum mostrando las verdades enteras con la mayor honestidad, dad ejemplo, adelantaos a las crudezas sociales siendo previsores porque no habrá mejor herramienta que la prevención, dejaos ya de lanzaros los desastres y los logros acontecidos anteriores de un pasado que fue en el ejercicio de cada sesión plenaria de cada ayuntamiento y de cada parlamento donde se supone que las trifurcas subidas de tono y de palabras sangrantes no deberían derramarse porque me parece a mí que no se entra a los estamentos más sagrados de una democracia para insultarnos de esta manera enzarzándoos en discordias dialécticas grupales entre batallas que de antemano ya están perdidas, para eso ya nos bastamos nosotros al acudir a las callejuelas amparados en el estandarte de un tiempo revuelto, dejaos ya de quitaros y de poneros más medallas en vuestros pechos, haced justicia y honor al cargo que ostentáis, y si la responsabilidad y el desgaste que conlleva este duelo titánico al ir a enfrentarse contra los acontecimientos actuales os pesa demasiado, pues renunciar sincerándoos y os entenderemos, entenderemos que al menos lo habéis intentado y nos alentara esta dignidad recién descubierta en vosotros por la alegría que quedara implícita en ambos extremos antes opuestos porque es ahora cuando estamos tan ansiosos de poder volver a confiar en quienes queremos posar una confianza traicionada puesto que nunca es tarde para volver a comenzar de nuevo, pero será inalcanzable acercar sentimientos sentidos si seguimos creciendo en la constante y evidente imposición de venir con la vara de antaño en la mano a fustigar los cuerpos para volver a darnos, no, para nada, aquellos años ya fueron proscritos, no, para nada, aun nos duele en exceso la vivencia expresada desde la voz temblorosa de nuestros padres pretendiendo dejarnos una lección de vida anudada al sufrimiento como un legado que no hemos de olvidar.

Educar a una sociedad es algo más que imponer castigos como consecuencia contra la desobediencia queriendo enmendar así los actos, pero no, que va, esto no funciona con esta fórmula de anhelar enderezar los actos porque ya no somos críos suspendidos en una dictadura ocasional, extrañas vienen a veces las percepciones, a menos que nos hallemos ante una democracia encubierta como un hecho que no anuncio ni afirmo, solo es una pregunta a la que en ocasiones me acerco al no ser capaz de comprender tanta incertidumbre, mazmorras de angustias iguales a pequeños racimos de heridas que no consigo relegar del vientre por mi condición de sufrir en exceso por los demás, y no será esta otra la inmensa caverna de la que yo quiera huir porque es en este contexto de hoy en el que estamos alojados el que tanto me duele cuando revuelto registro fuera de mi una indisciplina observando un laboratorio de investigación experimental de conductas humanas a donde todo es válido si en las etiquetas de las probetas se imprimen en mayúsculas las identidades de los agitadores mas rebeldes y peligrosos, pero como tanto les da y todo les es válido también deciden ir a registrar a un país de arriba abajo a cambio de obtener las huellas dactilares para amaestrar dócilmente al verbo que más temen mientras nuestra sociedad es lastimada en su esencia más noble por quienes ahora revivo en la primera enmienda ultrajada aparecida en la humildad de sus gentes ahora vulneradas y tan dañadas con lesiones que les han quebrado el espíritu porque les han asesinado el alma.

Y en la ultima instancia que aun nos queda libre quiero concluir haciendo hincapié anotando un apunte importante antes de que despunte el amanecer de un 29 de marzo a donde una huelga general me espera con una contra reforma personal en los brazos alzados, ya me gustaría seguir debatiendo y conspirando contra mí mismo pero admito y entiendo que el tiempo llega a su fin y no quiero adentrarme en este pulso al que hay que ir desahuciar al vampirismo contra todo pronóstico porque no deseo acompañar solo con la voz, será en esta vez con la palabra y una gran pancarta.

Concluyo y cierro un primer capítulo.

Asistir a la educación implica invertir décadas y esfuerzos, recursos y tiempos provechosos, significa innovar y equivocarse midiendo los riesgos, significa ser capaces de emprender un referéndum a donde la población sea capaz de decir no a seis semanas de vacaciones al entender que ciertas empresas asumirían conflictos que desestabilizarían su continuidad en un futuro, si, me refiero a la decisión tomada por unos ciudadanos que han refrendado en las urnas una solución pragmática, lógica y humilde a rabiar, pero siendo honestos reconozcamos que muchos de nosotros habríamos votado en contra de tal resolución..

Porque lo que yo quiero para nosotros es la nueva estirpe de seres humanos que ayer descubrí en un pequeño país no muy alejado del mío, sucedió en Suiza.

Y será que en los diminutos detalles personales de cada uno la grandeza se evidencia intacta.

La primera enmienda será la humildad. Allá en la India lo descubrí de camino entre la tumba de Gandhi por cuanto lleva implícito en la emblemática ciudad de Delhi y el final de un viaje inacabado en los desheredados de los slums en la tierra de los sin nada por la carismática ciudad de Bombay.

De todos ellos aprendí esta lección de vida que hoy comparto con todos aquellos que hayan querido llegar hasta este renglón lanzado al corazón con motivo de crear un aliento de esperanza que habrá de continuar en otros folios que ya no están en blanco, pero es un destino distinto el instante y el tiempo que les corresponde ir a asaltar.

Os deseo lo mejor, os deseo salud en la familia y en los trabajos, espero que os invada un futuro digno.

Os agradezco la lealtad.

Atentamente.

Rafael de Iñaki. RdI.

Un sueño por cumplir que nos coge en la palma de una mano.

Frase --pensamiento --reflexión.
Son los sueños a través del esfuerzo quienes se vuelcan en ocasiones a fragmentos de realidades.

A 28 de marzo de 2012. Barcelona.